Si sabes cómo contarlo, al final consigues venderlo.

No es el arte de contar una historia. Es aprender a vender la de tu marca. Ordenar palabras para captar la atención al otro lado de la tecla.

Contarlo bien.

Soy Rober Barea. Enseño y escribo storytelling. El sentido común aplicado a lo que cuenta tu negocio.

Mi método está basado en un marketer griego llamado Aristóteles.

Tiene tres fases.

Leer, pensar y escribir. También lo llaman copywriting.

Leo lo que cuenta tu negocio y qué quiere tu mercado. 

Pienso en cómo unir las dos cosas. 

Lo pongo por escrito.

Básicamente se trata de vender contando una historia.

¿Es fácil conseguirlo?

Puede. Hay que trabajar con un único objetivo. Podrían ser tres o cinco, pero es más rentable centrarse en uno. Además coincide con el número de cerebros que tiene la persona que te está leyendo. La que te contrata. La que te elige.

Es siempre CURIOSIDAD.

Generar interés en lo que haces porque está bien contado.
Eso es lo que hago.

Nihil novum sub wifi.

roberto barea

No hay que inventar nada nuevo, es generar un relato a partir de tus ideas.

Sencillo.

Piensa en Superman, por ejemplo. 

Es solo un personaje de cómic. Pero lo sigues viendo en camisetas, anuncios y películas…

Genera ingresos millonarios y su búsqueda en Google está por encima de la palabra felicidad.

Puede que no sea real. Pero existe.

Con el marketing digital ocurre algo similar. Es uno de los mayores inventos que nos hemos contado para acabar conectando entre nosotros. Intercambiar cosas.

Da igual que no seas Clark Kent y tu negocio no dé para un cómic. Como si vendes alpargatas de viscoelástica al por mayor.

Keep Calm and
si lo puedes contar,
te pueden comprar.

roberto barea

Todo esto me convierte en copywriter especialista en storytelling, pero no me gustan las etiquetas. Es más cómodo decir estratega.

Traductor.

Traducir todo lo bueno que piensas de tu marca para que lo entienda quien lee tu web.  Quien recibe tus mails, tu presentación o donde sea que quieres estar.

No es necesario ser una marca tipo superhéroe. Tan solo que crean en ti.

Verás.

Para mí, un copywriter es un tío que escribe vuelta y vuelta.

Le da una vuelta a un texto y alguien acaba dándole la vuelta a su tarjeta de crédito.

Vuelta y vuelta.

Todo el mundo escribe en internet.
Convencer solo con palabras es otro nivel.

roberto barea

No  es tanto lo que haces sino como lo estas contando a tu público. No hay fórmulas magistrales, ni recetas.

Lo podemos complicar todo lo que quieras, pero al final voy a escribirlo para que entretenga. Para que se entienda. Para-que-se-venda.

CUÉNTAME TU ROLLO